Les comparto música ideal para meditar, que pueden escuchar desde su teléfono celular o computadora en YouTube:

Estilo Indu, instrumental con flautas

Relax de cuerpo y mente

Reiki energia del corazon

 

Snatam Kaur Khalsa es una cantante y compositora estadounidense que hace música devocional hindú, kirtan.

un disco de Kaur, la princesa activista de la paz que recorre el mundo con su musica.

Espero puedan compartir sus links con la musica que usan para meditar!

 

Endorfinas, Serotonina Y Dopamina. Ya se conocen las vías que en el cerebro conducen a la felicidad y de nosotros depende crear las condiciones para que esto sea posible.

 

Hace un tiempo leí un artículo cuyo título me resultó muy sugestivo: «El hombre más feliz del planeta». Se trataba de una entrevista realizada a Matthieu Ricard, un biólogo que se convirtió al Budismo Tibetano y realizaba largas prácticas de Meditación. Él fue apodado de esta manera por neurocientíficos de la Universidad de Wisconsin, que realizaron estudios sobre lo que ocurre en el cerebro durante las prácticas de Meditación y sus beneficios a largo plazo. Para ello conectaron a Ricard 256 sensores y encontraron que cuando él meditaba, su mente se volvía muy clara y generaba más ondas gamma asociadas a la conciencia, la atención y la memoria. Estos resultados mostraron que el área de la corteza prefrontal izquierda se activaba fuertemente y esto posibilitaba la experiencia de felicidad y bienestar.

Al ser consultado sobre estos resultados, él respondió que la meditación permite auto generar estos estados, y propone tener una práctica de 15 minutos por día en la que tengamos pensamientos felices, de altruismo y positivos.

Más allá de la práctica meditativa que se utilice para inducir esos estados, hay otro factor fundamental que es la intención de convertirnos en seres más felices. Asumir la firme determinación es lo que nos permite tomar las decisiones adecuadas que orientan nuestras acciones en esa dirección y lo hacen posible.

Si no permitimos que emociones o pensamientos negativos nos distraigan, el lóbulo frontal se enciende y las redes neuronales del mismo se van fortaleciendo, mientras que otras áreas más asociadas a la gratificación inmediata se inhiben. Esto es lo que nos posibilita sostener metas a largo plazo y llegar a su realización. El lóbulo frontal nos da la habilidad para hacernos cargo de nuestras vidas más allá de los vaivenes emocionales, circunstancias externas, predeterminaciones genéticas o ambientales. Cuando adquirimos nueva información y la repetimos hasta aprenderla o cuando tenemos nuevas experiencias y luego las recordamos se van creando redes neuronales que se van afianzando con el tiempo.

Las neuronas se comunican entre sí a través de neurotransmisores específicos durante la sinapsis. Los principales neurotransmisores involucrados en la experiencia de felicidad son las endorfinas, la serotonina y la dopamina. Estos son liberados cada vez que tenemos una sensación placentera o experimentamos felicidad. La descarga química quedará asociada a la nueva red simpática que se establece como un recuerdo episódico. Así, cada vez que recordamos o repetimos la experiencia, se vuelven a descargar los mismos neurotransmisores y se enciende la misma red neuronal. Esta es la forma en la que vamos creando vías en el cerebro que nos conducen a la felicidad y de nosotros depende crear las condiciones para que esto sea posible.

El embarazo me permitió conectar con lo potente y sagrado de la vida. Parecía increíble que un ser se estuviera gestando en mi interior y haciendo cuerpo dentro de mi cuerpo.

Podía percibir la inteligencia y la sabiduría de la existencia. La bebé se iba desarrollando y creciendo a un ritmo normal y yo debía cuidar que el proceso ocurriera, tenía que permitir que la naturaleza actuara.

En una reunión Cabalista a la que fui invitada y solo asistían hombres, pregunté porqué, y su respuesta fue contundente: «Porque las mujeres no necesitan estudiar, ellas saben». Cuando mi hija nació, lo entendí. Se trataba de una sabiduría relacionada con el milagro de la vida, la creación y sus ciclos.

Me sentía abrazada y contenida por una fuerza completamente transpersonal y arquetípica de la Madre Divina, la matriz, la tierra y con ese mismo amor y ternura yo sostenía y abrazaba a mi hija.

Un intenso sentido de gratitud surgió hacia mi propia madre y hacia todas las mujeres que vinieron antes y que hicieron posibles la continuidad de la vida, la preservación y la evolución.

 

Liz Alcalay de su libro El Regreso al Círculo Sagrado.

Ya podemos empezar a comprender lo que ocurre en el cerebro cuando meditamos y los beneficios que trae en la creación de salud.

Investigadores de la Universidad de California de los Ángeles observaron que, en los cerebros de los meditadores, todas las regiones asociadas a la regulación de las emociones estaban agrandadas, y mostraban estabilidad emocional, serenidad, positivismo y baja reactividad. Y en personas que meditaban regularmente desde hace años, un engrosamiento de la corteza cerebral, favoreciendo la comunicación entre células del sistema nervioso y su regeneración.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard en el hospital general de Massachusetts determinó que: la meditación reconstruye la materia gris del cerebro en sólo ocho semanas. Trae beneficios psicológicos y cognitivos que perduran todo el día. Un marcado aumento en la densidad de la materia gris del hipocampo, importante en el proceso de aprendizaje, la memoria y otras áreas asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Reducción de la amígdala, zona asociada con el  miedo, la emoción y la iniciación de la respuesta al estrés, que aumenta la sensación de bienestar y la calidad de vida. La reactividad se ve reducida dando más espacio a la reflexión y la posibilidad de encontrar respuestas más asertivas.

Joe Dispenza, el autor de «Desarrolle su cerebro”, menciona otros aspectos que se activan cuando el lóbulo frontal está encendido:

-Conciencia intencional y atención a largo plazo
-Contemplación  de las posibilidades y de acción de acuerdo con ellas
-Poder de decisión y Claridad
-Alegría
-Adaptabilidad
-Capacidad para aprender de los errores
-Foco y Concentración
-Sentido del yo fortalecido
-Capacidad para actuar de acuerdo a las metas preestablecidas
-Conducta disciplinada y Concentración
-Capacidad para generar opciones y seguir un ideal
-Productividad
-Individualidad

 

Sin dudas la meditación es un recurso muy valioso que le brinda al ser humano la posibilidad de alcanzar niveles de desarrollo muy elevados. La práctica es muy sencilla y en los últimos años se la ha integrado como un complemento en las psicoterapias de cuarta generación por su efectividad en el tratamiento de trastornos de ansiedad, la prevención de enfermedades y la oportunidad que le brinda a las personas de experimentar estados de felicidad y bienestar general.

Nuestro organismo se desintoxica días tras día como parte de un proceso natural de reajuste. Esta es una de las funciones más automáticas que el cuerpo realiza, eliminando y neutralizando toxinas que circulan por el colon, hígado, riñones, sistema linfático, pulmones y piel.

La bioquímica básica de nuestro cuerpo produce residuos y radicales libres, y nuestro sistema está diseñado para lidiar con ellas naturalmente. Sin embargo, en estos días sufrimos un incremento en las toxinas que circulan en el aire, que ingerimos en alimentos altamente procesados, o con pesticidas y químicos, o agua de calidad dudosa, sustancias nocivas ingresando por piel, contaminación electromagnética, visual, auditiva, sensorial, olfativa… Dado el estilo de vida que llevamos, la sobrecarga de toxinas es muy elevada, cosa que va colapsando el sistema de depuración propio del organismo, llegando a debilitar al sistema inmunológico.

Por eso es fundamental ayudar a nuestro cuerpo a realizar un proceso depurativo, que restaure los niveles de salud, para recuperar el equilibrio y activar las fuerzas naturales de auto-curación. Poco a poco se logrará la Revitalización, el Rejuvenecimiento y el Re-balance físico, psíquico y energético. Un estado de salud y bienestar general, relacionado con la vitalidad y juventud.

En el proceso de recrear un nuevo estado de salud y bienestar en todos los niveles, propongo cambiar hábitos para resetear nuestro sistema de salud; si lo hacemos durante 21 días, se habilitan nuevas formas más saludables que de mantenerse, nos llevarán hacia este lugar de salud y bienestar. Una alimentación alcalina y antiinflamatoria es básica, la ayuda terapéutica y la aplicación de técnicas psico-emocionales también, tanto como masajes y terapias depurativas.

Cuerpo y mente deben depurarse y empezar a elegir mejor de que se nutren para detoxificarse y restablecer la salud integral.

Terapia Detox: Desde el area de Salud Integrativa de mi consulta, realizo en equipo con otras profesionales, un Programa Detox de 7 días. Mas información.

Las nuevas tecnologías aplicadas a la investigación en neurociencias permiten entender qué pasa en el cerebro de un meditador y potenciar sus beneficios.

Nuestro cerebro funciona como una especie de tablero en el que, cuando se encienden ciertos botones se desactivan otros, permitiendo así un delicado equilibrio y un proceso de autorregulación que hace posible la vida. De no lograr la autorregulación, el cuerpo viviría un proceso de estrés crónico, cosa que podría generar inflamación en el sistema, predisponiendo a la activación de genes que pueden desarrollar enfermedades como artritis, fibromialgia, hipertensión cardiopatías, cáncer, trastornos de ansiedad, entre otras.

La práctica de Meditación permite que se active el sistema parasimpático del cerebro, y desactiva el simpático; de esta forma el cuerpo y la mente entren en profundos estados de relajación, desactivando la respuesta al estrés, resultando un maravilloso recurso para la creación de salud.

Sin dudas la meditación es un recurso muy valioso que le brinda al ser humano la posibilidad de alcanzar niveles de desarrollo muy elevados. La práctica es muy sencilla y en los últimos años se la ha integrado como un complemento en las psicoterapias de cuarta generación por su efectividad en el tratamiento de trastornos de ansiedad, la prevención de enfermedades y la oportunidad que le brinda a las personas de experimentar estados de felicidad y bienestar general.

 

Más información en mi columna mensual de Green Vivant 

En los últimos años la medicina occidental comenzó a poner más atención en el proceso de detoxificación del cuerpo y su importancia en la creación de salud. Este proceso siempre fue considerado y atendido por la medicina china, el Ayurveda, y la medicina tradicional de los pueblos originarios de todo el mundo.

En estas culturas siempre se creyó que el cuerpo tiene una habilidad innata para sanarse a sí mismo pero que el exceso de toxinas puede obstaculizar dicho proceso.

Debido al estilo de vida moderno esta acumulación de toxinas parece inevitable. El aire cada vez más contaminado, el agua llena de productos químicos, los alimentos saturados de agro-químicos, pesticidas, colorantes y conservantes. Si a esto le sumamos  los residuos de procesos orgánicos, y la acumulación de toxinas provocadas por estados emocionales y mentales negativos, podremos darnos cuenta del enorme trabajo que tiene nuestro cuerpo para deshacerse de todas estas toxinas.

La medicina Integrativa que atiende al cuerpo, la mente y las emociones permite comprender como el cuerpo se relaciona con el mundo externo y cómo todo los sistemas se comunican entre sí. Por eso el proceso de detoxificación puede ayudar a reducir las inflamaciones, y permitir que el cuerpo pueda recuperar su innata capacidad para sanar y regenerarse a sí mismo.

Conoce los programas de Salud Integral

En cada uno de nosotros, en los niveles más sutiles “giran” siete centros de energía llamados chacras. Todo en el universo está conformado por ruedas que giran. Desde las grandes galaxias hasta los miles de millones de átomos que vibran en un grano de arena.

Los chacras son fuerzas vitales y cada uno de los 7 que tenemos, refleja un aspecto de la conciencia esencial para nuestra vida.
El sistema de chacras nos sirve como una hoja de ruta para explorar nuestra propia naturaleza dándole una coherencia y orden.

 

Los chakras son como centros organizadores de todo tipo de información y experiencias, que si se toma de manera simbólica, resultará como un mapa que muestra como guiamos nuestra existencia.

Nuestro cuerpo es el vehículo de la conciencia y los chacras son las ruedas que transportan ese vehículo a través de todas las experiencias que se van presentando permitiéndonos evolucionar en forma espiralada.

 

Todos los centros deben estar abiertos para que a energía circule libremente, cosa que nos permitirá la realización de nuestro pleno potencial.

Se puede desbloquear, actuar o revitalizar cada centro con prácticas de yoga, la utilización de sonidos, colores y la actitud de estar enfocados y plenamente conscientes.

 

 

Primer Chakra, Raíz: es la toma de conciencia de lo que significa estar y ser en el cuerpo, con sus posibilidades y limitaciones. El cuidado del cuerpo, la atención de sus necesidades, lo relacionado con la supervivencia y los sentimientos de seguridad y pertenencia. Las formas de pensamiento grupales y los modos de relacionarnos con el mundo físico y concreto.

Segundo Chakra, Dulzura: es la forma en la que nos vinculamos, e intercambiamos y administramos energía sexual, económica y afectiva.

Tercer Chakra, Gema lustrosa: es la voluntad y la autoestima requerida para alcanzar nuestras metas en la vida, todo lo que gira en torno a la maduración y estabilización del yo.

Cuarto Chakra, Intacto: es la capacidad de experimentar amor incondicional; trasciende el amor personal. Lo que une y enlaza, las relaciones, la fuerza más poderosa que es el amor.

Quinto Chakra, Purificación: es nuestra voluntad y la expresión de nuestra verdad. La comunicación de nuestras ideas e intenciones a otros para crear nuestra realidad y colaborar con otras personas.

Sexto Chakra, Dominar: es la percepción de la realidad, que vemos de acuerdo a nuestros pensamientos y creencias; la forma en que traducimos e interpretamos la realidad.

Séptimo Chakra, Multiplicado por mil: es el sentido de las cosas, el orden subyacente, la conciencia de unidad. La consciencia divina que trasciende todas las fronteras para llegar a la plenitud.

 

 

Creditos Foto: Aweda

Trauma

Del gr. τραῦμα traûma ‘herida’.

1. m. Choque emocional que produce un daño duradero en el inconsciente.

2. m. Emoción o impresión negativa, fuerte y duradera.

Diccionario de la lengua española.

Lo traumático de una experiencia no está tan relacionado con el hecho en sí, como con nuestra interpretación de los hechos. En la interpretación interviene nuestro sistema de creencias y valores. Éstos a su vez, actúan sobre nuestras emociones y desde allí intentamos dar respuesta.

Si pasamos por una experiencia traumática con un alto impacto emocional, lo más probable es que ese impacto se vea reflejado en nuestro cuerpo. El centro energético próximo a esa zona se cerrará a modo de defensa o se debilitará. El impacto de la intensidad emocional involucrado puede generar un corte energético que disminuye nuestra vitalidad.

Para poder absorber y asimilar las experiencias de la vida o que nosotros mismos nos provocamos, necesitamos un tiempo de adaptación. Esto supone una transformación interna. Cuanto más rígidos seamos y más inflexible sea nuestro punto de vista, más difícil será esa adaptación.

A mayor resistencia, mayor sufrimiento. Por eso cada experiencia traumática es una oportunidad para revisar nuestras creencias sobre nosotros mismos, los otros, la vida en su totalidad y como nos relacionamos con ella.

Vivimos en una sociedad muy hedonista y narcisista, en la que envejecer es vivido como una enfermedad. Tenemos que conservar la juventud a cualquier precio y esto es aveces, muy caro. No solo por alto precio de los productos anti-aging, sino porque como individuos nos privamos de una etapa muy importante. En muchas tradiciones la vejez es muy valorada, ya que es un tiempo para privilegiar el desarrollo espiritual y el contacto con lo trascendente.

Para entonces se supone que ya hemos cumplido con nuestras responsabilidades familiares y económicas. Ya es tiempo de estudio, meditación y reflexión. Es tiempo de abrirnos a las grandes preguntas y ensayar agunas respuestas, de prepararnos para la muerte, de explorar el gran misterio.

La sabiduría de aquel que vivió, experimentó, y luego interiorizó y reflexionó, de aquel que vio y sabe, de aquel que puede abrazar mayores porciones de la realidad porque aprendió, es lo que permite aceptar lo que «es».

La conciencia de hechos internos y externos nos recuerdan la realidad. Contemplar la realidad y lo cotidiano, y alimentar nuestra interioridad, yendo hacia adentro, porque cada momento de la existencia es único e irrepetible.

Los ancianos son las guardianas del conocimiento para las próximas generaciones, nos hablan de desafíos que debemos enfrentar para la cotidianeidad y de las distintas posibilidades de respuesta que los seres humanos hemos ensayado. Nos cuentan de la vida en el planeta en su complejidad y de su belleza, que no excluye el dolor, la tristeza y la destrucción.

Envejecer no es garantía de sabiduría, pero es una posibilidad que cuando ocurre, es una bendición para toda la comunidad.